Adormecimiento de manos en ciclistas

En el ciclismo a diferencia de otros deportes ha sido considerado siempre como un deporte incómodo y/o lesivo, pues bueno, es hora de plantearnos si esto es verdad y por qué.

Dentro del ciclismo sí que es verdad que encontramos infinidad de motivos por los que uno pueda tener molestias o padecer lesiones pero estas son casi en su totalidad evitables o mejorables tras la realización de un estudio biomecánico ciclista. (hipervínculo)

Entre los ciclistas las molestias que más se suelen escuchar son: adormecimiento genital o adormecimiento de testículos, dolor de espalda (dolor lumbar, dolor dorsal o dolor cervical), dolor de rodilla o dolor de rodillas (en ocasiones este dolor aparece en ambas simultáneamente) también algo menos común es el dolor de cintilla iliotibial y por último, siguiendo con las “molestias más famosas” el adormecimiento de pies o adormecimiento de manos, a este último es al que vamos a dedicar este post.

En primer lugar deberíamos hacernos varias preguntas como…

¿Por qué se me duermen las manos?

¿A qué se debe que se me duerman las manos?

¿Por qué me sucede al cabo del tiempo?

¿Por qué se me duermen unos dedos y otros no?

Pues bueno aunque no lo creáis, estas molestias tienen solución casi en un 100% de los ciclistas que lo padecen, para empezar con la explicación pertinente del porque sucede es interesante antes saber de dónde proviene.

La mano es un segmento compuesto por una gran variedad de huesos, ligamentos y músculos pero el problema del adormecimiento de manos no está generalmente ahí, sino en el comportamiento que tiene esta respecto a su articulación más próxima, la muñeca.

Patologías

Las causas más conocidas por las que sucede este adormecimiento son por el síndrome de compresión de los troncos nerviosos:

-Síndrome del canal de Guyon. (Atrapamiento del nervio cubital)

-Síndrome del túnel carpo.

Clinica y exploracion

El canal de Guyon se encuentra en el borde cubital de la muñeca (Fig.1) el cual se ve presionado por la compresión que hacemos al apoyar la mano sobre el manillar, sobre todo cuando la apoyamos en la parte alta del manillar extendiendo la mano afectando tanto a la perdida de sensibilidad como a la motricidad. (Fig.2-posiciones erroneas)

En el caso del síndrome del túnel del carpo afecta sobre todo al nervio mediano y se sitúa entre el eje del segundo y el tercer dedo. El motivo del adormecimiento más común al igual que en el caso anterior es por compresión. (Fig.3)

Explicación a las preguntas planteadas

El motivo del adormecimiento como se deduce por la explicación anterior es debido a un mal apoyo sobre el manillar pero lo que muchos no saben es que este adormecimiento de manos no solo se origina por oprimir los troncos nerviosos en el apoyo de las manos en el manillar sino por una hiperextensión de muñeca en el agarre del manillar como se aprecia en la Fig.4 en la que sabemos que muchos os sentiréis identificados…

Como curiosidad es importante añadir que en la gran mayoría de los casos el motivo de buscar este apoyo no es culpa del ciclista sino de una mala configuración de la bicicleta ya que esta le obliga a llevar una posición muy encorvada por lo que para ir mas erguido buscando una posición más cómoda trata de acercar los brazos más al tronco, algo erróneo en cualquiera de los casos.

Otra curiosidad por la que podemos empezar a sacar nuestras propias conclusiones es fijarnos en que parte de la mano que se nos duerme, en el caso que se nos duerman los tres primeros dedos empezando por el pulgar será por una compresión o hiperextensión del nervio medial que es el que ramifica los nervios a estos 3 dedos (Pulgar-índice-medio), en el caso de que se nos duerman los 2 últimos dedos (anular-meñique) estará relacionado con el nervio cubital solo de esta manera podemos averiguar cuáles son nuestros apoyos más incorrectos y tratar de evitarlos, aunque como también se mencionó con anterioridad un correcto ajuste de la bicicleta podría garantizar la solución a estas molestias ya que en ocasiones no está relacionado solo con la forma que apoyamos las manos en el manillar sino con el peso que soportan las manos sobre el manillar.

¿Como podemos solucionar esta sensación de adormecimiento?

Hay diversas formas de evitar este adormecimiento, la que se recomienda es corregir la posición de las manos sobre el manillar a través de una valoración biomecánica, ya sea reduciendo el peso sobre estos apoyos o pautando diversas posiciones para evitar caer en malas posturas, no obstante también podemos ayudarnos de diferentes materiales que hay en el mercado y que no resultan caros como puede ser el uso de guantes acolchados o el doble encintado del manillar como el que usa Alberto Contador.

 

Diego GarciaAdormecimiento de manos en ciclistas

Leave a Comment